viernes, 12 de octubre de 2018

BALCÓN

Probablemente tú no te acuerdes de mí.
Nos conocimos en Lavapiés
discutiendo sobre Camarón,
y entre chupito y chupito
profundizamos con Michael, Quique y John.

Tú me hablaste de Elvira Sastre
y yo pensé que eras un desastre.
Luego escribiste poesía en las ventanas de mi balcón
mientras fumabas sin manos
bailando desnuda por mi salón.

Yo te canté dos canciones
mientras tú me explicabas porqué no.
Entendí que aquello no era suficiente
para ganarme tu cielo.
Tendría que llegar a ser mucho mejor.

Te vi ardiendo.
Te vi viviendo.
Te vi yendo hacia la puerta
"Ha sido un placer", dijiste
"Dame tu número"
"No"
Sonrisa de medio lado, todo el pelo despeinado
y nunca más apareció.

Al final no me hice cantante,
pero ahora escribo libros
y los leo con Elvira Sastre
de garito en garito,
mientras pienso en Camarón.

Tú nunca te creíste musa
y yo nunca he sido escritor
pero aquella noche de versos,
tabaco y ron
nuestro camino marcó, you know.

Esta va por ti,
niña de mi balcón.







lunes, 8 de octubre de 2018

PENITENCIA

Te darás cuenta, mi amor
de que en el último de tus deseos está mi penitencia.
Y entenderás,
que cuando cerré esa puerta porque tú me lo pediste
o me obligaste
(nunca he sabido diferenciar la línea entre una y otra)

todas las estrellas de mi universo dejaron de brillar
los planetas dejaron de orbitar,
y hasta la luna, mi luna,
me abandonó tras de ti.

Quería que supieras, mi amor,
que cuando cerré esa puerta
mi vida sufrió un Big Bang de dimensiones catastróficas,
los pedazos se repartieron entre edredones y corazones
de fantasmas sin cara, como el de El viaje de Chihiro,
y las lágrimas paliaron la sed de media ciudad,
rellenando vasos de alcohol y ríos de nocturnidad.

Pero tengo que decirte, mi amor,
que tras aquel Big Bang creció una vida nueva,
y los átomos y partículas volvieron a unirse
dando lugar a una especie mejor y más fuerte de mí.
Que sigo cumpliendo la penitencia de aquel último deseo
pero ahora lo hago con besos, risas y amor
y que mi nuevo universo es rico
porque volvió la luz que apagaste, y más,
y en él los planetas bailan con mi luna
y se escriben poemas y se miran a la cara,
porque tienen caras preciosas.
Y se aman.
Se aman más que nunca
y más que nada.



martes, 11 de septiembre de 2018

HABLA

Cuéntame, por favor, todo lo que me perdí,
ya sabes que a demás de ser un poco sado
pienso que para escribir hay que doler.

Explícame cómo y cuánto dependo de ti,
que hago demasiadas cosas pensando
en cuánto te van a escocer
(o no).

Recuérdame porqué me fui
si en realidad fue tan bestia el daño
para que sintiera que no podría verte otra vez.

Senténciame, sin favor, hazlo por mí
pues ya no hay arrepentimientos en este dolor
que dejen cualquier posibilidad de volver.


jueves, 6 de septiembre de 2018

DRAMA

Que sea la última vez que me paras
que me miras o me hablas.

Tú eres el que nos dejó sin palabras
y sin sonrisas cruzadas.

Ahora te aguantas las ganas,
te reprimes o te marchas.

Ya sabías que conmigo o lo tienes todo
o te quedas sin nada.

martes, 7 de agosto de 2018

DISTANCIA

En el amor, y en el boxeo
todo es cuestión de distancia:
si te acercas demasiado me excito
me asusto
me bloqueo

           digo tonterías
me echo a temblar...

pero si estás lejos
sufro 
entristezco
me desvelo
y escribo poemas.

ALCOHOL

Me lo bebí todo aquella noche.
Desde el primer ron con coca-cola
hasta las últimas gotas de sangre
que corrían por las venas y arterias
que formaban nuestro amor.

Me lo bebí todo aquella noche.
Y nunca me sentí más sola
que en esta resaca incurable
de reproches, muerte y rabia
que forma ahora nuestro amor.


viernes, 3 de agosto de 2018

PROPOSICIÓN

Te he querido, ya lo sabes.
Te he querido y te quiero
aunque siempre haya nubes negras en nuestro cielo.

Y he tenido miedo.
He tenido y tengo miedo.
De la lluvia, de los pájaros
y del silencio que llevo conmigo a todas partes.
Tengo miedo a la noche,
a no despertarme (a tu lado)
al olvido
y a tus brazos en forma de barrotes dorados.

Miedo a entrar en casa y encontrarla vacía,
o a quererte, de nuevo, más que antes
(todavía).
Quédate conmigo, no te marches.
Recuerda lo que fuimos.
Recuerda que ya no queda nada.
Que es tiempo de querernos indefinidamente.
Recuerda el mar de mi sitio favorito del mundo.
Los barcos que llegaban sin muertos a nuestra orilla,
el ruido de las olas al fondo de la casa.
Y el viento,
recuerda el viento, mi amor, 
doblando las esquinas.

martes, 31 de julio de 2018

GRANIZO

Formas parte del camino
como lo hacen las mariquitas y las amapolas.
Eres lunares y pétalos.
Y yo granizo
encima de esa procesión de sangres...
granizo,  una lluvia elemental de piedras vivas
que todo lo aniquila.

miércoles, 18 de julio de 2018

AHORA

Ahora que no estoy,
entiendo más al viento que a la brisa
me escuece más el agua que la sal
y empieza a hacer efecto aquel veneno
que inoculaste
en cada poro de cada célula
de mi piel.

Ahora que no estoy,
me pregunto dónde gastarás cada minuto
(cómo y con quién)
si llegaste a notar que no volví después de aquel desastre,
y que sembré un camino
de minas, misiles y bombas nucleares
en mi retirada.

Ahora que no estoy
pesan demasiado tus palabras antes volátiles
y tus lágrimas se han convertido en tsunamis
que derrumban las tejas de este luto
haciendo explotar los artefactos sembrados,
llenando de escombros
todas las vías de escape.

INFINITO

Lejos tú, lejos de ti,
yo más cerca de mí mismo;
afuera tú, hacia la tierra;
yo hacia adentro, al infinito.