lunes, 1 de diciembre de 2014

RENCOR

Me perdonarás por incumplir tus deseos
al igual que yo perdono a la vida no colmarme.

Ahora que tienes de tu lado la belleza, 
que te quiere, te adereza...
resultará más fácil dejar de odiarme.

Quiero que sepas que fui sincera
y nunca podría haberte hecho feliz.

No siento el daño que te provoqué, 
porque es el mínimo esperado,

[acción=resultado]

y no te recrimino que me tortures y fustigues hasta saciarte

[más sabiendo que eso nunca me ha disgustado]

Pero no maltrates mi sensibilidad gratuitamente, 
porque yo, contigo, siempre he ido de frente.

Me merezco un respeto aunque te joda.
Supéralo, que ya es hora.


2 comentarios: