domingo, 2 de abril de 2017

TÚ 2.0

A veces me precipito y me vierto.
Y otras tantas me convierto
en el monstruo que crearon otros niños.

Pero que sepas que cuando despierto
el primer pensamiento al que me ciño
es a tu imagen haciéndome un guiño

Mordiéndome el labio con demasiado acierto
agarrándome la cintura y apartándome el pelo
para besarme el cuello con particular cariño.




No hay comentarios:

Publicar un comentario