martes, 4 de octubre de 2011

CAPRICHO

Capricho obsesivo, mi pensamiento principal.
No me sacio, quiero saber más.
Me rabia esta locura transitoria
que hace que desee aquello
que perdí antes de darle la oportunidad de empezar.
En los ambientes viciados, estos jueguecitos raros
a veces te dan sorpresas.

Ojos que todo lo ven,
mente que analizas los detalles,
que sepas que aquí, dentro de mí,
el partido se ha acabado...
Y aunque siento que he perdido,
me estás dejando conocerte y pensarte,
lo cual, ahora mismo, es suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario