jueves, 22 de septiembre de 2011

MUDA

Muchas veces pienso
que me gustaría ser leída.
No volver a necesitar de voz para expresarme.

Me gustaría ser leída
letra a letra,
poro a poro de mi piel.
Cada célula de mi cuerpo está intentando decir algo.

Me gustaría ser leída
y explicar porqué estoy gritando,
con un dulce movimiento de mis labios.
Mis ojos están hablando.

Me gustaría ser leída
y así ocultar mi incompetencia verbal
con la belleza gestual.
Mostrar lo que pienso, siento y veo.

Me gustaría ser leída
para conversar con las pupilas.
Ser locuaz con mis manos
consciente de ser comprendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario