viernes, 12 de agosto de 2011

NOCHE



Noche sucia de delirios,
de olvido,
que te aprovechas de mi flaqueza
haciéndome aún más débil para enterrarme en la tumba que cavé.

Noche espesa de desprecios,
de lucha,

que perviertes nuestras mentes
provocando que juguemos a matarnos para que sea más fácil vivir.

Noche amarga de despedidas,

de angustia,
que me miras divertida alejarme
sabiendo que no me dejarás nunca volver a ser 

quien fui.

Noche triste de desencantos,
de realidad,
que me enseñaste una salida
y me cerraste la puerta en las narices dejándome de nuevo aquí, en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada