martes, 6 de abril de 2010

PELO

Vuelvo a tí
y en tí me revuelvo.
Me explayo para estar a tu altura,
me inflo y me desinflo,
exploto y no llego.
No te sacias,
no quiero que lo hagas.
Vuelvo a tí
y en tí me envuelvo,
en tu cuerpo esculpido para mí.
diseñado para amar[te].
Disfruto,
me mezo en la cuna de tu ombligo.
Recorro tu espalda sin fin,
que me recuerda a ese sueño que se reitera en mi consciencia e inconsciencia.
Ya no me caigo
ahora surfeo.
Me mantengo en la tabla de tus piernas
y te siento.
No hay más allá
sólo deseo.
Deseo de revolverme en tus apéndices,
deseo de volverme a perder en tu cuello,
deseo de devolverme al punto del que partí: tu pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada