viernes, 9 de abril de 2010

FUEGO

Me prendo, me enciendo y me quemo
el rojo se apodera de mi cuerpo,
despega en el estómago y asciende paulatinamente
hasta que se me escapa por los ojos.
Miro a un lado y a otro
por si el mundo se percata de mi estado,
ardo.
Miro a un lado y a otro
el incendio abrasa mi piel, mi cerebro,
todo.
Aprieto los dientes, los puños, los ojos
y espero.
Aguanto el ansia de chispear, saltar e irritarme.
Comienzo a extinguirme y me agosto.
Entonces lanzas otra cerilla a mi seno,
ya no puedo más, te odio y reviento.
Soy fuego y te quemo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada