sábado, 3 de abril de 2010

AIRE

Inspiro.
tu aliento me deleita
ya sea el primer halo de la mañana o
el último suspiro previo a tu sometimiento nocturno.
Expiro.
intuyo como mi oxígeno, mi nitrógeno, mi ozono, mi criptón,
se cuelan por tus fosas alterando tu cara.
Te ríes.
No.
Te sonríes.
Me falta el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario