miércoles, 24 de septiembre de 2014

CICLO

Se caen las hojas, perecen,
como se desploman los sueños de la gente al madurar.
El otoño va tiñendo la vida de rojo, cambio y muerte
al igual que mis pensamientos se vierten
por debajo de los ríos antes de helar.

Época de regeneración y de nuevas intenciones,
de morir para empezar y acabar para vivir
mientras la lluvia chorrea por el molde
que habitamos y formamos
con las mentiras de la sociedad.

El cielo se desespera y descarga su frustración,
nos la entrega: "ahora a ver qué hacéis con ella";
y nosotros, torpes de inteligencia y vacíos de espíritu
se la devolvemos aún más contaminada, más mugre,
creando el ciclo del agua envenenada,
que se renueva en octubre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada