viernes, 16 de mayo de 2014

DESPERTAR

Y de repente un día te despiertas y piensas:
¡qué bonita es la vida, mira que es bella!
Luego te giras en la cama y la ves a ella
y te sientes una privilegiada mientras la besas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada