jueves, 4 de abril de 2013

IDENTIDAD

Mis uñas, al igual que mi identidad,
están en crisis.
Estoy acabado con ellas a base de mordiscos
tan grandes que no me caben en la boca
teniéndolos que escupir para no ahogarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada