lunes, 4 de febrero de 2013

BARRERA

Y fue así,
al dejar de odiarte,
cuando aprendí a quererla a ella,
[a quererla bien]
y a dejarla que me quiera,
más allá de la barrera
que formaba mi cuerpo
enlazado con tu piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada