lunes, 5 de marzo de 2012

OBEDIENTE

Me someto a tus deseos y obedeceré.
Quitaré el tapón hasta que se escape toda la sangre
no sin antes haber ahogado en ella mis ganas de tenerte.
Me vaciaré de ti para que puedas llenar otras conciencias.
Luego cerraré de nuevo la boca y empezaré a andar libre de tu oscuridad.
Encenderé la luz para que ciegue lo turbio de nuestra relación.


Hay que morir en una vida antes de poder entrar en otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada