lunes, 27 de febrero de 2012

SERPIENTE

Las consecuencias son el núcleo de la conciencia.

Intranquila se halla la mía
tras retorcerse recordando
lo impuro de mis actos,
la pureza de mi veneno
y el deseo que ya no puedo ocultar,
que me hace serpiente enroscada a tu cuello
apretándote hasta la asfixia
o hasta que me consigas echar.


Intentaré reptar lejos de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada