jueves, 1 de septiembre de 2011

PAPEL

A veces sienta bien escribir sobre papel.
Es como volver a pasar por esa calle
en la que siempre miras con ansia
esperando encontrar algo que ya no existe.


Esa sensación de anhelo que sabes que no desaparecerá
por mucha vida que le eches encima para taparla.
Ni la lluvia, la nieve o el granizo
hacen que el olvido pase a ser olvido.
Incluso el tiempo juega a veces a hacerse el despistado
dejando a un lado su misión de borrarte de mi memoria,
de mis sentidos, de mi cerebro, de mi piel, 
de mi ira y hasta de mi inteligencia.


A veces sienta bien escribir sobre papel...
porque al menos así puedo retorcerte,
triturarte, romperte o quemarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario