jueves, 15 de septiembre de 2011

OSCURA

Engendrada en un vientre oscuro,
parida por un útero de sombras,
llegas a mí sangrando claridades,
hija de las tinieblas.

Y yo te recibo,
te acuno en mis ojos,
meciendo en mis pupilas dulcemente
tu cuerpo de luz recién nacida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada