miércoles, 7 de septiembre de 2011

MORFEO

Te he encontrado sin buscarte, Morfeo de mis pecados.
Ahora curas mi desesperación envolviéndome en abrazos.

Consigues darme narcosis que agoté hace ya muchos años
pero contigo todo es presente, no hay futuro, ni pasado.

Pudimos tenerlo todo, por la mañana había encajado,
pero la noche nos pervierte liberando nuestros yoes tarados.

No puedo pedirte nada o sentir que te estoy frenando
por eso cuando me dueles siempre me evado o me escapo.

Hoy quería soñar contigo, pero olvidé que sólo sueño a tu lado.
Cerré los ojos durante horas sin poder encontrar descanso.

Hasta los engranajes más unidos se terminan separando
y mis ganas de atraparte se me escurren por las manos.

¿Cómo puedo querer soltarte si ni siquiera te he atado
y cómo puedo querer atarte si a penas te he tocado?

A veces me paso de lista, e igual en ésta me he equivocado...
me va a costar alejarme, porque te deseo, te siento, te extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada