miércoles, 20 de octubre de 2010

CASI


Casi me toco, casi.

Casi veo el fondo,
pero no te encuentro allí.

Casi el mundo se me encoge
y la casa me parece extraña.

Casi me incendio por dentro
y me enfrío tan rápido como tú te olvidas de mí.

Casi me evado cerrando los ojos
pero zumbas en mi oído dejándome sorda
[y ciega]

Casi me olvido de ti.
Pero siempre vuelves cuando
casi me olvido de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada